Editoryal | Rus Tuzağı

Puigdemont, Avrupa Parlamentosu oturumu sırasında. / Ronald Wittek

El Parlamento Europeo aprobó el jueves una resolución en la que se denuncian los intentos de injerencia del Kremlin en los procesos políticos de los estados miembros de la UE. En el texto se citan numerosos ejemplos de los supuestos movimientos de desestabilización de la Rusia de Putin: desde la financiación de la extrema derecha francesa o italiana hasta los acuerdos de cooperación política con la ultraderecha austriaca. En su día, también la mano del Kremlin meció la cuna que alumbró el Brexit. La diputada letona Tatjana Zdanoka, que está siendo investigada por la Eurocámara, sería uno de los componentes de esa trama, situada en el corazón mismo de la Unión.

Bir yanıt yazın

E-posta adresiniz yayınlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir